Salsa holandesa

La salsa holandesa puede resultar difícil la primera vez que la hacemos, pero en cuanto le cogemos la forma la podemos hacer sin problemas

Receta de salsa holandesa

Ingredientes para preparar salsa holandesa

  • 250 gr. de mantequilla
  • 2 huevos
  • Sal
  • Pimienta
  • 1/2 limón

¿Cómo preparar salsa holandesa?

  • Para preparar una estupenda salsa holandesa empezaremos por poner un bol al baño maría con la mantequilla. Tenemos que poner la potencia de forma que el agua no llegue a hervir. Dejamos que la mantequilla se derrita sin tocarla, de esta forma la grasa quedará arriba y el suero abajo. Cuando se separe la grasa sólo tenemos que quitarla con la ayuda de una espumadera y reservarla para utilizarla posteriormente (de esta forma conseguimos lo que se conoce como mantequilla clarificada).
  • En un bol previamente calentado, ponemos las dos yemas de los huevos (las claras no las vamos a utilizar en esta receta), las batimos con una pizca de sal y un poco de pimienta negra molida.
  • Agregamos el zumo de limón a la salsa holandesa sin dejar de remover.
  • A continuación, agregamos, poco a poco, la mantequilla clarificada mientras removemos la salsa holandesa.
  • La textura que tenemos que conseguir es parecida a la de la mayonesa, para ello necesitaremos estar removiendo todo el tiempo sin parar.
  • Foto orientativa: JonnyHunter
Nota del autor:

La salsa holandesa es muy versátil porque puede utilizarse para casi todo tipo de platos, además de que tiene un sabor muy peculiar.